Los bienes en caso de divorcio

USO Y HABITACIÓN EN EL DIVORCIO

En caso de conflicto o juicio por divorcio la primera pregunta que surge es: ¿que pasará con los bienes que hemos adquirido durante el matrimonio? Este artículo trata de las diferentes maneras en que el código de familia lo contempla.

Es improcedente declarar uso y habitación cuando el bien inmueble se encuentre a favor de un tercero diferente a los cónyuges en contienda.

El primer efecto jurídico que produce la sentencia de divorcio, es que dicha sentencia presta merito ejecutivo, esto significa que la puede ejecutar sin necesidad de validar dicho documento para que la autoridad tanto privada como pública la ejecuten en todos sus extremos. (Artículo 140 CF).

Este efecto obviamente no aplica a la disolución en concreto, en vista que en Nicaragua el divorcio se puede gestionar con la voluntad de una de las partes y sin ajustarse a causales.

Si al momento de solicitar la disolución del vínculo matrimonial, los cónyuges previamente habían acordado capitulaciones matrimoniales (regímenes económicos) el juez atenderá tal particularidades y si no existiere se atenderá a la decisión judicial (artículo 143CF).

Pero si de esa relación familiar existieren hijos menores de edad, el juez estará facultado para declarar el uso y habitación del bien inmueble a favor de los menores, tomando como requisito sine qua non, que el bien inmueble no haya sido previamente declarado como vivienda familiar. Para que esta condición se cumpla, el ASESOR DE FAMILIA© deberá conocer que para que tal medida tenga validez jurídica, el bien inmueble deberá estar a favor de uno de los cónyuges o de ambos. (Arto 95 CF).

Este privilegio inmobiliario deberá está claramente consignado en la sentencia y tendrá duración hasta que el ultimo hijo del matrimonio adquieran la mayoría de edad.

Facebook Comments